Tratamiento clave para pacientes con epoc y neumonía ante cambios bruscos de temperatura

Desde la regional VIII del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires que además de Tandil, abarca los distritos de Olavarría, Ayacucho, Azul, entre otros, recomiendan a pacientes con enfermedades respiratorias crónicas o agudas como el EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), neumonía o algunos casos de bronquiolitis, realizar de forma complementaria al tratamiento médico correspondiente, una visita a un profesional especialista en kinesiología o fisioterapia respiratoria para evitar complicaciones y mejorar la calidad de vida. «El objetivo de la kinesiología respiratoria es que la persona que tiene dificultades en el sistema respiratorio logre a través de ejercicios y entrenamiento de la capacidad aeróbica, desarrollar técnicas y estrategias para prevenir y tratar estos cuadros», asegura Rocío Iglesias, matriculada del COKIBA y especialista en kinesiología respiratoria. «Por ejemplo – señala Iglesias- las terapias de higiene bronquial, muy comúnmente conocidas como «AKR» (asistencia kinésica respiratoria) son técnicas y ejercicios que ayudan a expectorar secreciones. La duración de la sesión depende de la cantidad de secreciones que presente el paciente, y de la capacidad de comprender y realizar correctamente las técnicas solicitadas por el kinesiólogo» La licenciada de la regional tandilense aclara también que «las secreciones, si quedan en el pulmón perpetúan la infección y con el tiempo lo destruyen. Además, para los pacientes que tienen que recibir medicación directamente en los pulmones a través de puff o nebulizaciones, si hay secreciones en la zona los fármacos se adhieren a ellos, y no penetran al cuerpo, con lo cual, debe estar instruido no solo para realizar la técnica correcta con el puff, sino que también en el orden en que debe realizarlo». Por otra parte, una alternativa es la Rehabilitación Pulmonar que consiste en realizar ejercicios con pesas, prácticas respiratorias y además incluye charlas educativas por parte de los expertos, para tener un mejor conocimiento de la enfermedad. El tratamiento dura 30 sesiones, que son aproximadamente 3 meses y es para pacientes con enfermedades crónicas. «En el caso de los pacientes con EPOC – apunta Rocío Iglesias- está demostrado que tienen menor riesgo de tener una infección pulmonar u hospitalización aquellos que realizan un programa de rehabilitación pulmonar y caminan más, que aquellos que no lo hacen y son sedentarios. Esto también se asocia con más años de vida y mejor calidad de la misma». Lo mismo ocurre con las enfermedades que producen muchas secreciones. «Siempre que los pacientes estén bien instruidos acerca de cómo realizar su higiene bronquial y sus broncodilatadores, tendrán pulmones más limpios, menos infecciones y se sentirán mejor», indica la especialista.

La técnica de la kinesiología respiratoria también es utilizada en casos de fibrosis quística, asma, fibrosis pulmonar, bronquiectasias, enfermedades neuromusculares y en pacientes que van a someterse o se sometieron a una cirugía de tórax o de abdomen alta. Agustina Jarque especialista en kinesiología respiratoria para pacientes con internación y remarca que: «en situaciones agudas como neumonía, atelectasias pulmonares, neumotórax, posoperatorios, se intenta tratar el evento ya sea con terapias de higiene bronquial, como con ejercicios que busquen el aumento el volumen de capacidades pulmonares, movilización temprana y cuidados posicionales». Este tipo de atención hace que no empeoren las condiciones del paciente y que el problema no se agudice. «En el caso de la cirugías pulmonares y cardíacas muchas veces los kinesiólogos trabajamos en el preoperatorio. Le explicamos al paciente cómo va a encontrarse cuando salga de la cirugía, qué le va a doler, cómo tiene que respirar o cómo tiene que toser. De esta manera la persona ya tiene practicado los ejercicios antes de la operación y así logramos evitar el miedo, el dolor y además impedir complicaciones respiratorias que puedan darse» afirma Jarque, matriculada del COKIBA.

CÓMO PREVENIR ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN EL INVIERNO

Desde la Regional VIII con sede en la ciudad de Tandil de Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires delegado por Laura Barisic, se detallaron una serie de advertencias sencillas a tener en cuenta, para que las patologías que afectan al sistema respiratorio no se propaguen o bien puedan evitarse con la llegada del frío. Lavar frecuentemente sus manos y la de sus niños, sobre todo al llegar al hogar, antes y después de ir al baño, y antes de cocinar. Taparse la boca con el pliegue del codo al toser o estornudar Mantener limpio y ventilado el hogar: prestar atención a los tipos de combustión de los calefactores que no siempre son aptos. No fumar dentro del hogar y mantener los ambientes libres de humo (los niños con padres o familiares fumadores están predispuestos a contraer enfermedades respiratorias irritativas) Mantener al día el calendario de vacunación, sobre todo aquellas personas que pertenecen a los grupos de riesgo.