EL TRATAMIENTO KINESIOLÓGICO RESULTA INELUDIBLE PARA ENFRENTAR A LA DOLOROSA FIBROMIALGIA