Prensa: La Kinesiología resulta fundamental para mejorar la calidad de vida de pacientes psiquiátricos

Los enfermos psiquiátricos mejoran su calidad de vida con el aporte de tratamientos kinesiológicos. Según el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (COKIBA), un relevamiento realizado en un hospital especializado en patologías mentales determinó que el 60 % de las 500 personas que padecen algún trastorno psiquiátrico, recibe rehabilitación funcional kinésica de acuerdo con su patología, mostrando avances significativos en la recuperación de trastornos motrices.

“Las características propias de las patologías psiquiátricas  y los efectos secundarios que  producen el suministro de medicamentos específicos (en algunos casos) suelen provocar trastornos motrices. Por eso, la intervención de los kinesiólogos resulta clave en la recuperación y tratamiento en los Centros de Psiquiatría. Según informaron en el Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires (COKIBA), en psiquiatría se utilizan Técnicas de Relajación como Masoterapia, Elongación, Relajación de Jacobson (en un mínimo porcentaje de casos), Movilizaciones y Ejercicios, Terapia de Conciencia Corporal,  y Reeducación de la Marcha, que mejoran  la independencia en las actividades de la vida diaria de los pacientes, a cargo de profesionales de la Kinesiología.

De acuerdo con la experiencia en algunos establecimientos de salud, como en el caso de la Colonia Montes de Oca, los enfermos con diferentes diagnósticos psiquiátricos han obtenido importantes mejoras en la calidad de vida. Allí, el 60 % de los pacientes, reciben rehabilitación funcional kinésica de acuerdo con su patología, mostrando avances significativos en la recuperación de trastornos motrices.

La Colonia Montes de Oca es un centro de salud nacional centenario. Desde la década del 70 incorporó el Servicio de Kinesiología para la atención de sus pacientes internos incluyendo también, en la actualidad, a los que se atienden en los  consultorios externos.

Puede afirmarse que los tratamientos kinesiológicos como parte de un equipo interdisciplinario, aportan al paciente una posibilidad concreta de recuperar tonicidad, movilidad y sensibilidad”, explicaron los Licenciados Jose Luis Rodriguez y Pablo Girotto (Jefe del Servicio e integrante del mismo respectivamente)

Se ha demostrado además que la Fisioterapia en Salud Mental (FSM) es eficaz en el tratamiento de una variada gama de alteraciones mentales. Así mismo, pueden reducir los síntomas derivados de los antipsicóticos usados para aliviar los síntomas de esas patologías los que provocan un gran número de efectos secundarios tales como rigidez, temblores, alteraciones de tono muscular, tics, etc.

El servicio de Kinesiología del Hospital Nacional Colonia “Manuel Montes de Oca” ubicado en el distrito de Lujan,  cuenta con cinco profesionales del área y es uno de los centros de salud mental en la cual se realiza rehabilitación kinesiológica en pacientes con enfermedades mentales.

Los profesionales intervienen en la atención de personas con trastornos en la salud mental que se encuentran internados en la institución cuando son derivados por el personal médico, internados con tratamientos prolongados o aquellos que se encuentran en Clínica Médica. También en Hogares y Centros de Día en pacientes que, debido a sus condiciones físicas, no pueden trasladarse al Servicio del Hospital Colonia Montes de Oca. En cuanto a los pacientes que fueron dados de alta y se encuentran en Hogares o Centros de Día, se les realizan controles preventivos in situ.

La disminución de la funcionalidad en la marcha (ya sea por la enfermedad o por los efectos de la medicación)  aumenta el esfuerzo, resta independencia y acrecienta las caídas, que, en general conllevan a sufrir fracturas, luxaciones y otras lesiones que causan dolor, incapacidad y requieren de un largo período de recuperación.

“Nuestro objetivo es mejorar la capacidad del paciente para  alcanzar una marcha independiente o bien asistidos por ayudas compensatorias de sostén y de apoyo, entre ellas: bastones, andadores, trípodes, muletas, pasamanos y cualquier otro dispositivo que disminuya la carga de peso sobre los miembros inferiores y facilite el movimiento” explicaron los integrantes del equipo del servicio.

El ejercicio también es un factor muy importante a la hora de hablar de bienestar, es un agente terapéutico que en este caso nos puede resultar efectivo para el mantenimiento y la rehabilitación de alteraciones musculo esqueléticas y neurológicas, ayuda a mejorar, sus funciones corporales, aliviar las tensiones, mejorar su coordinación, aumentar su fuerza y su resistencia, mejorar la postura y por sobre todo recrear al paciente que está internado.

En cuanto a los trastornos a nivel motriz que tienen como origen la patología en sí misma se conocen las apraxias,  que producen dificultad para desarrollar movimientos habituales, automáticos y adquiridos.  Tics, tartamudez, temblor, mioclonías, tensión muscular e hipertonía, en el caso de las neurosis y trastornos psicopáticos, son casos en los que también se aplican tratamientos kinesiológicos.

En otros diagnósticos como Hipercinesia, acinesia, contractura, algias y acortamientos musculare, en casos de psicosis agudas. Estereotipias motoras, para cinesias, manierismos, catatonía y ataxia (que se acompaña usualmente de alteraciones del equilibrio y de la marcha) que se advierten en casos crónicos, se han obtenido avances muy importantes con relación a la calidad de vida de los pacientes que reciben tratamiento kinésico.

“El rol del kinesiólogo es mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad mental y desarrollar o mantener el máximo nivel de autonomía posible, sumándose al equipo interdisciplinario” nos expresaron el Lic. Jose Luis Rodriguez, Jefe de Servicio del Hospital Nacional Colonia “Manuel Montes de Oca” y el Lic. Pablo Girotto, integrante del Servicio.