Prensa CoKiBA | Hidrokinesioterapia

Compartimos el último comunicado de prensa del CoKiBA sobre una novedosa técnica que acorta los tiempos de rehabilitación: kinesiología acuática.

Kinesiología Acuática: Novedosa técnica que acorta los tiempos de rehabilitación

La rehabilitación acuática resulta de alta eficacia en la recuperación de lesiones de diversa etiología ya sean de origen traumatológico, deportivo, reumático o neurológico. Además, en el tratamiento del dolor crónico, ha demostrado ser una técnica kinésica eficaz en la reducción del dolor, acorde a los resultados obtenidos en distintos estudios científicos. 

De acuerdo con artículos y estudios publicados por el Colegio de Kinesiólogos de la Provincias de Buenos Aires (Cokiba), la rehabilitación acuática permite reducir hasta en un 30% el período de recuperación y tratamiento de dolencias tales como: fracturas, desgarros musculares, roturas tendinosas, esguinces o distenciones ligamentarias, entre otras.

“Según lo manifestado por la Physical Therapy Forum (1989), una sesión de 30 minutos en el agua, puede equivaler a una sesión de 45 minutos en tierra, lo cual la convierte en una excelente manera de obtener la misma carga de trabajo en menor tiempo”, explicó la kinesióloga fisiatra, Nancy V. Mollar, quien se dedica a la rehabilitación acuática, creadora de la técnica RAH e integrante del Cokiba.

No es necesario que el paciente sepa nadar para llevar adelante esta terapia. La rehabilitación acuática o Hidrokinesioterapia se realiza con la dirección y supervisión de un profesional kinesiólogo, (siendo dicha terapia de incumbencia kinésica exclusiva).

Explicaron en Cokiba que la Rehabilitación Acuática es la realización de ejercicios terapéuticos en el medio acuático, en tratamientos de pacientes con afecciones traumatológicas (fracturas, luxaciones, desgarros, esguinces), neurológicas (hemiplejías, esclerosis múltiple, poliomielitis, guillan barre, parálisis cerebral), reumatológicas (artritis, artrosis, espondilitis anquilosante, fibromialgia) y cardiacas (enfermedad cardiaca isquémica).

También se indica para el tratamiento de pacientes con dolor crónico (cervicalgias, lumbalgias, pinzamientos, hernias de disco) y en particular en medicina del deporte para la recuperación de lesiones postraumáticos y posquirúrgicas.

Se puede aplicar además para artroplastias, en pacientes cardiovasculares y respiratorios (asmáticos, EPOC) y en rehabilitación de la columna vertebral. “El ejercicio acuático terapéutico puede ayudar a conseguir una recuperación más rápida de la funcionalidad y una reducción más precoz y notoria del dolor acarreado”, explicó Mollar.

En el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, aseguran que en el área de la deportología se buscan utilizar técnicas que generen una recuperación más rápida y efectiva de las lesiones padecidas con menores costos en dichos tratamientos. Y tal es el caso de la “rehabilitación acuática”. Dicha técnica puede ayudar a conseguir una reducción más notoria del dolor y una vuelta más temprana a las prácticas deportivas, por una recuperación más precoz de la funcionalidad. “Una rotura de tendón rotuliano o tendón aquileano demanda –con tratamientos convencionales terrestres- mucho más tiempo de rehabilitación, que si se combinan ambas terapias (tanto acuática como terrestre). Por lo cual la rehabilitación acuática combinada con la rehabilitación convencional terrestre, posibilita al deportista, una vuelta más temprana a la práctica deportiva y a su actividad profesional.

Es que con esta alternativa terapéutica, que se aprovecha el poder de flotabilidad y la disminución de la gravedad que confiere el agua para acelerar procesos de rehabilitación imposibles de realizar con medios convencionales.

Mediante la propiedad de flotación, se puede disminuir hasta un 90 % el efecto de la gravedad (principio de Arquímedes) y esa fuerza en la inmersión, disminuye la carga sobre la columna vertebral y en las articulaciones. El impacto del peso en el agua a soportar por la columna se reduce en un 80%.

"El kinesiólogo debe estar todo el tiempo actualizado, porque la tecnología se incorpora día a día en los tratamientos y se requiere del aprendizaje de nuevas técnicas, de capacitación y de perfeccionamiento constante”.

Tags: