Con kinesiología se logran mejoras importantes en las actividades diarias de los pacientes con Parkinson