Dos de cada tres casos de vertigo se pueden resolver con tratamiento kinesiológico