Bailar tango ayuda a corregir problemas de columna

Los resultados surgen de un estudio del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires. De 45 pacientes que participaron en un programa de rehabilitación a partir de la danza tradicional, entre el 15 y el 30 % modificó deficiencias en malas posturas y otras complicaciones. También resultó favorable para personas con Parkinson, ACV y operaciones de cadera o rodilla.

Según un estudio elaborado por el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (CoKiBA), practicar la danza –con la supervisión de profesionales del área- es una alternativa eficaz para la corrección de malas posturas crónicas de la columna vertebral y aliviar síntomas como dolores de espalda, fatiga y dificultades para respirar. De acuerdo con una experiencia de campo realizada en un centro asistencial público bonaerense, entre el 15 y el 30 % de los pacientes -con un promedio de edad de 64 años- que participó de la terapia musical, logró modificar el problema crónico de la columna vertebral con el que llegaron al grupo.

En el programa “Tangoterapia Postural”, a cargo de un Kinesiólogo matriculado en CoKiBA especializado en la problemática y un Profesor de tango, los pacientes son evaluados previamente y luego desarrollan junto con la danza ejercicios personalizados durante 10 sesiones de 90 minutos cada una, para reeducar sus posturas con un enfoque integral. De acuerdo con el informe de CoKiBA, la mayoría de los pacientes que participaron de la experiencia llegaron a la consulta médica con reducción de la curvatura de la columna en 45º o más (hipercifosis torácica). Al finalizar el tratamiento kinésico a través del baile, se los volvió a evaluar constatándose notables mejoras en las curvaturas, así como la disminución de los dolores lumbares, dorsales, cervicales, mareos, cefaleas, fatiga muscular entre otros; trastornos del equilibrio y debilidad de fuerza en miembros inferiores.

“La Tangoterapia incorpora el arte a la rehabilitación y de esa manera no sólo se disfruta de la música sino que además, en los pasos del tango, se adquiere un nuevo patrón postural que permite trasladar esos cambios a la vida diaria” explicó la Licenciada Sonia Valentina Tomazín, del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires, autora de la experiencia que se llevó a cabo en el Hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía, Partido de La Matanza.

En ese proceso musical y de rehabilitación, se logra asimilar a través de la repetición de gestos, mejores procesos cognitivos tales como la atención y la percepción con un trabajo de coordinación, flexibilidad y fluidez del movimiento. Junto con la danza se incluyen ejercicios de elongación y estabilización de la columna vertebral, y a partir de los pasos de tango se reeducan situaciones y movimientos de la vida diaria como la marcha, los giros, cambios de frente, movimientos inesperados, etc. para entrenar de esta manera la adaptación de la postura ante las distintas alteraciones del centro de gravedad.

También mejora la simetría y equilibrio corporal, explicó la autora del trabajo que resultó ganador del Premio 2012 "Cecilia Grierson" otorgado por el Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires.

Según los especialistas, el estudio realizado sobre pacientes con dificultades posturales pudo establecer "una mejora en el equilibrio, hecho marcadamente notorio en personas con alteración moderada del mismo, sindrome de Parkinson, secuelas de ACV, cirugías de cadera y rodilla, que comenzaron la terapia utilizando ayuda de andadores o bastones". Después de realizar 10 sesiones, los pacientes lograron afianzar la marcha y abandonar, en muchos casos, los apoyos externos.

La propuesta terapéutica consiste en la realización de 10 sesiones de Tangoterapia, con un total de 40 horas de trabajo. “Se observó una mejora significativa en el equilibrio y un aumento de la velocidad de la marcha, comparándolos con aquellos que realizaron tratamiento kinésico tradicional".

La experiencia se realiza desde el 2008 en ese centro asistencial. Forma parte de los tratamientos de la Unidad de trastorno de Columna y Postura constituyendo un complemento del tratamiento fisiokinésico y de progresión de las técnicas de reeducación postural y de gimnasia terapéutica.

La Plata, 29 de octubre de 2013

Lic. Sonia Tomazín

e-mail: prensa@cokiba.org.ar