Drenaje Linfático manual: Una oferta tentadora de verano para mejorar la estética que puede resultar peligrosa

La búsqueda de "fórmulas mágicas" para bajar de peso puede derivar en complicaciones indeseadas: el drenaje linfático manual, una práctica kinésica para eliminar acumulación de líquido en algunas zonas del cuerpo, se promueve en centros de belleza, de estética y hasta en peluquerías como complemento de tratamientos para bajar de peso. Sin embargo, según estudios del Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires (COKIBA), estas prácticas realizadas sin la supervisión de profesionales, puede ocasionar complicaciones severas como hematomas, lesiones de piel, aumento de edemas y traumatismos en los vasos linfáticos.

De cara al verano y dentro del abanico de propuestas disponibles para estilizar el cuerpo, el drenaje linfático manual es presentado como una alternativa que eligen muchas mujeres. "El diagnóstico precoz y la indicación inmediata del tratamiento kinésico efectuado por profesionales kinesiólogos universitarios matriculados y formados en la especialidad, son las bases y pilares fundamentales para garantizar resultados en los tratamientos y ayudar a nuestros pacientes", explicó Gisela Warszawski, licenciada en kinesiología e integrante del Cokiba.

Es que si los tratamientos no son prescriptos por médicos y aplicados por profesionales de la kinesiología, “pueden llegar a lesionar los vasos linfáticos superficiales, que se encuentran por debajo de la piel, aumentando el edema ya existente. Pueden, además, aparecer hematomas, lesiones de tipo inflamatorias de la piel o aparecer edemas en otras regiones próximas a las ya afectadas” explican desde Cokiba en un informe. “Una sola sesión de DLM puede ser perjudicial para la salud” dijo Warszawski. Para una elección responsable de profesionales habilitados en la realización de ese tipo de tratamientos, el Cokiba -un colegio con más de 6.000 matriculados en la provincia-, las autoridades recomendaron consultar el registro que consta en la página oficial: www.cokiba.org.ar .

"Es que en esta época del año proliferan las ofertas de esta técnica y de tratamientos para realizarlos en comercios, locales no habilitados por el Ministerio de Salud (peluquerías, centros de belleza y estética), revistas y medios en general. Por eso debemos advertir a la comunidad sobre los riesgos de encarar estas prácticas sin la supervisión de un profesional", dijo la presidente de Cokiba, Graciela Meroi.

Qué es el drenaje linfático?

Son tratamientos no invasivos que se aplican en diversas áreas y especialidades en las cuales se requiere facilitar la función de los sistemas venoso y linfático, aumentando y mejorando la circulación de retorno, evacuando el líquido excedente que por diferentes motivos queda retenido en alguna región corporal. Se aplica con una serie de maniobras manuales muy suaves que se realizan con el fin de transportar el exceso de líquido acumulado en la zona del edema hacia otros territorios linfáticos o zonas corporales sanos. La eficacia de esta técnica se basa en el drenaje del agua y proteínas retenidos en el edema de origen linfático, que hoy por hoy, no son capaces de evacuarse por medios de instrumentales o mecánicos.

En qué casos se aplica?

En el campo de la Estética para el tratamiento de algunos tipos de celulitis, en el campo de la Traumatología y Deportología para el tratamiento de los edemas traumáticos y posquirúrgicos, en el campo de la Cirugía Plástica- Reparadora y Estética para el tratamiento del edema inflamatorio post-quirúrgico, en el campo de la Flebología para el tratamiento del edema de origen venoso ( insuficiencia venosa, edema del embarazo, síndrome postrombótico, sensación de piernas cansadas ) y en Oncología para el tratamiento del linfedema. El objetivo es tratar de manera conservadora ( no quirúrgica ) todo edema existente y evitar la evolución del mismo hacia cuadros más severos como la elefantiasis.

e-mail: prensa@cokiba.org.ar